martes, 14 de marzo de 2017

Los colores para la primavera-verano 2017

Al igual que a principio de año os contaba cual era el Pantone color of the year 2017!, hoy os traigo los colores que según el informe Pantone Fashion Color Report Spring 2017 (que se lanzó mundialmente coincidiendo con la New York Fashion Week, el pasado mes de septiembre), serán tendencia este año en la próxima temporada Primavera-Verano.

 

 

Primrose yellow (Pantone 13-0755)


El Primrose Yellow es un color alegre y potente que transmite de inmediato una sensación de calor, es el amarillo de las flores y de los días soleados, un tono brillante con el que dar alegría a nuestros looks. 

Conjunta perfectamente con su opuesto cromático, el azul Niagara de la paleta de colores propuestos para esta temporada.




  

Pale Dogwood (Pantone 13-1404)


El Pale Dogwood es un tono de rosa muy pálido. Un rosa sutil muy suave, un color inocente y puro que resulta en su sencillez muy sofisticado.

Podemos llevarlo en total look para un resultado muy romántico y femenino, o podemos combinarlo con otros tonos en contraste, como por ejemplo, con el negro o con el rojo.

Este tono rosa es uno de los colores que más estamos viendo en las colecciones de casi todas las firmas esta temporada. 



 
 

Hazelnut (Pantone 14-1315)


Si traducimos literamente, Hazelnut es el nombre de las avellanas, un tono neutro, cálido y acogedor, que nos trae a la mente esa sensación de conexión con los elementos naturales de la tierra.




 

Island Paradise (Pantone 14-4620)


El Island Paradise es un color azul turquesa con una ligera mezcla de verde. Es el color del agua de las islas paradisíacas con las que solemos soñar cada verano. Una tonalidad que nos invita a viajar con la imaginación. Es un color que nos transmite tranquilidad y relax.

Lo podemos combinar con tonos delicados como el rosa Pale Dogwood o  con el neutro Hazelnut para resultados más sofisticados, o con el profundo Lapis Blue potenciando su poder relajante. Para mayor contraste podemos lucirlo con el tono Flame.





Greenery (Pantone 15-0343)


El verde Greenery es un verde brillante, con una punta de amarillo. Un tono muy refrescante que habla de exploración y renovación. Es el color de las hojas de primavera, es símbolo de la fertilidad de la naturaleza, que nos permite oxigenarnos y revitalizarnos. 





 

Flame (Pantone 17-1462)


La base de Flame es el rojo pero su acabado tira hacia el naranja intenso. Es un rojo anaranjado que recuerda una llama, un color vivaz y extravagante que irradia energía y pasión.

Lo podemos combinar en total look o con colores suaves como el rosa Pale Dogwood o el cálido Hazelnut para conseguir un look femenino muy sofisticado, o apostar por el rosa fucsia Pink Yarrow para conseguir un look más atrevido.




 

Pink Yarrow (Pantone 17-2034)


El Pink Yarrow es un tono rosa llamativo e intenso que estimula los sentidos. 

Lo podemos combinar con el neutro Hazelenut para los looks más sofisticados, o con el Lapis Blue para conseguir un mayor contraste.




 

Niagara (Pantone 17-4123)


El Niagara como su nombre indica hace referencia directa al agua de las cataratas evocando una sensación de frescura. Como toda la gama de los azules, este tono es un color que inspira confianza y tranquilidad, que invita a relajarse.

Podemos llevarlo en total look, o combinarlo con el rosa Pink Yarrow para un resultado súper vibrante, o con el azul Lapis Blue para sumergirnos en la tranquilidad.




 

Kale (Pantone 18-0107)


El Kale es un verde que evoca grandes espacios abiertos y un estilo de vida saludable. Es un tono de verde más tranquilo y relajado que el Greenery, su compañero de paleta y color del año 2017. 

Lo podemos combinar con el neutro Hazelnut, con el rosa Pale Dogwood y con el amarillo Primrose Yellow para looks sobrios muy inspirado en la naturaleza.




 

Lapis Blue (Pantone 19-4045)


El Lapis Blue es el tono de azul más intenso de la paleta cromática de la temporada. Es un azul lapislázuli fuerte y seguro, un color frío y a la vez vibrante. Es la versión más profunda del Niagara.

Lo podemos combinar en contraste con el rojo anaranjado Flame, o combinarlo con el verde Kale o el neutro Hazelnut para looks más sofisticados.






martes, 7 de febrero de 2017

Cómo elegir el abrigo perfecto según tu silueta

El abrigo es una de las prendas indispensables de cualquier fondo de armario de invierno, y podemos aprovechar la época de rebajas para invertir en una de las prendas más caras de nuestro ropero. Además, si optamos por modelos clásicos en colores neutros, podremos combinarlos con facilidad con la gran mayoría de nuestros outfits, y permanecerán en nuestro armario durante muchas temporadas.



A la hora de elegir el modelo que más nos favorece, debemos tener en cuenta nuestra silueta, tratando de adaptar nuestra elección a lo que mejor nos sienta. Es por ello que hoy veremos cómo elegir el abrigo perfecto según nuestra silueta.


1) SILUETA RELOJ DE ARENA (o tipo 8):

Dado que este tipo de cuerpo es considerado como la figura perfecta, ya que el ancho de los hombros coincide con el ancho de las caderas, además de tener una cintura marcada y definida, prácticamente todo les sienta bien.




 2) SILUETA TRIANGULAR (o tipo A):

Este cuerpo triangular se caracteriza por tener las caderas más anchas en proporción a sus hombros, tiene una cintura muy bien definida. Las personas con este tipo de cuerpo tienen hombros estrechos, busto pequeño, cintura marcada y caderas o muslos anchos, por lo que es importante aportar esctructura para dar importancia a la zona superior del cuerpo. 

Para este tipo de siluetas el mejor largo es hasta las rodillas. Además pueden atreverse con modelos voluminosos o con cuellos de piel, con modelos que acentúan los hombros y con mangas anchas.

Por el contrario, deberán evitar los bolsillos en el área de la cadera y los cinturones demasiado anchos.




3) SILUETA TRIÁNGULO INVERTIDO (o tipo V):

Caracterizado por tener hombros más prominentes con relación a las caderas. La cintura es más o menos definida, esto quiere decir que no está ausente. Además de que las caderas suelen ser estrechas también este tipo de cuerpo tiene piernas delgadas y estilizadas. En definitiva este tipo de cuerpo puede distinguirse por ser lo opuesto al cuerpo con forma de triángulo, por lo que en este caso el objetivo es reducir visualmente los hombros para crear armonía al conjunto. 

Para este tipo de figura el largo perfecto es máximo hasta las rodillas, no más allá. Pueden usar con toda seguridad los abrigos con bolsillos en el área de la cadera, dando preferencia a modelos con la parte superior sencilla y la parte inferior voluminosa.

Deben evitar la decoración excesiva o con patrones en las áreas problemáticas.
 

4) SILUETA RECTANGULAR (o tipo I):

Sus hombros con proporción a la cintura prácticamente  están alineados e iguales. No suele tener cintura definida. Usualmente en cuanto a forma de bustos, caderas y hombros son casi del mismo tamaño. Suelen tener busto pequeño y trasero un tanto plano. En resumen, tienen un cuerpo proporcional pero sin curvas, por lo qué deben buscar abrigos que definan, aporten volumen y generen curvas. 

Las que posean esta tipo de silueta pueden experimentar con la combinación de colores, texturas y estilos. Su largo ideal es hasta la mitad de las caderas o hasta las rodillas. Lo que nunca deben olvidar es un cinturón para definir la cintura.




5) SILUETA CÍRCULO (oval o manzana):

Por lo general este tipo de cuerpo se caracteriza por estar por encima de su peso ideal para su estatura, y no suele tener una forma definida, tiene hombros redondos y no se define la cintura, el punto débil de este cuerpo es la parte abdominal.

En este caso la mejor opción es apostar por abrigos que incorporen líneas asimétricas, que aportarán dinamismo y estilizarán la figura, evitando eso sí añadir más volumen.

El abrigo ideal para este tipo de silueta corresponde a un modelo cuyo largo perfecto es hasta las rodillas. Deben evitar: los cuellos de piel o voluminosos ya que éstos harán el efecto de una figura todavía mayor; así como los estampados de cuadros grandes, es mejor optar por diseños monocromáticos.



 Imagenes: Ilustradora Astkhik Rakimova para Genial.guru 

miércoles, 4 de enero de 2017

Pantone color of the year 2017!

Como todos los años por estas fechas, os desvelo cuál será el color que dominará las tendencias en 2017. Se trata de un tono refrescante y revitalizante que simboliza los nuevos comienzos.  

Según el Pantone Colour Institute®, la autoridad reconocida a nivel mundial en el ámbito de la coloración, el color del año 2017 es: Greenery.




Según ha explicado Pantone, Greenery es un chispeante y fresco tono verde amarillo que evoca los primeros días de la primavera, cuando los verdes de la naturaleza reviven, se renuevan y se recuperan. Evocador de una frondosa vegetación y de la exuberancia de la naturaleza, las características vigorizantes del Greenery invitan a los consumidores a respirar hondo, oxigenarse y revitalizarse. Es por lo tanto, un tono reconfortante y representativo de la búsqueda de la vitalidad y las pasiones personales.

Louis Vuitton, Balenciaga, Michael Kors, Emilio Pucci, entre otros, han incluido este tono en sus colecciones Spring-Summer llenando de vitalidad las pasarelas de todo el mundo.

Salvatore Ferragamo, Louis Vuitton y Haider Hackermann SS2017

Michael Kors, Balenciaga y Emilio Pucci SS2017

 
El Pantone Greenery 15-0343, como color neutro de la naturaleza, es un tono versátil y “trans-estacional” que se presta a muchas combinaciones cromáticas. Pantone ha presentado 10 paletas de combinaciones: colores neutros, pasteles, brillantes, o tonos más profundos y metálicos.
 


martes, 27 de diciembre de 2016

¿Cómo conocer la altura ideal de nuestros zapatos de tacón?

Cómo ya os mostré con anterioridad en el post El lado oscuro de los zapatos de tacón alto, consecuencias de su uso continuo, llevar calzado inadecuado puede ser perjudicial para nuestra salud (causando por ejemplo: juanetes, dolor de espalda y dolor muscular), por eso, hoy os traigo tres métodos para conocer cuál debería de ser la altura ideal de nuestros tacones según nuestra fisonomía, para poder utilizar este tipo de zapatos con el mínimo riesgo.  


Algunos datos sobre el uso de los tacones


Las estadísticas demuestran que las mujeres sufren cuatro veces más problemas en los pies que los hombres y eso se debe a su calzado, principalmente, a los tacones. Cuando apoyamos los pies descalzos en el suelo, la parte delantera (metatarso) soporta el 43% del peso en cada paso y el restante 57% lo absorbe el talón.

Un 25% del peso de nuestro cuerpo recae en los dedos conforme va aumentando el tamaño del tacón. Esto quiere decir que cuánto más alto sea, mayor será el daño.

Si el tacón es de 4 cm de alto, este porcentaje cambia, quedando al revés. Cuando el tacón es de 6 cm, la presión mayor está en los dedos, con un 75%, y cuando es mayor a 10 cm, el 90% del peso queda en el metatarso. Esto desequilibra la distribución del peso y hace que cambiemos nuestra postura general.

Por lo tanto, los peores zapatos que pueden llevar las mujeres son los de tacón alto y delgado (conocidos popularmente como “tacones de aguja”). Esto se debe a que el peso del cuerpo recae en el metatarso, es decir, donde están los dedos, haciendo una gran presión en un solo punto. A su vez, las rodillas y las caderas se inclinan hacia adelante y afectan el equilibrio general del cuerpo, debilitando la salud de las piernas y la espalda. Usar mucho este tipo de calzado daña desde los tobillos hasta la zona lumbar.




 ► Altura ideal del tacón según nuestras medidas


Lo primero que tenemos que tener en cuenta son nuestras propias medidas. En este caso, nos interesa conocer concretamente cuál es nuestra estatura y la longitud de las piernas.

A continuación aplicaremos la ecuación que figura en la imagen, obteniendo de este modo la altura perfecta de los tacones que debemos usar según nuestra fisonomía, favoreciendo de este modo una postura correcta sin forzar la espalda ni las plantas de los pies.


► Medida segura para el uso de tacones a diario


En segundo lugar, para conocer cuál es la medida segura para el uso de tacones a diario, podemos realizar el siguiente cálculo: medir la longitud del pie y dividir entre 7.



Los médicos afirman que la altura de los zapatos de tacón de uso diario debe ser entre 2 y 4 cmUn poco de tacón, de alrededor de dos centímetros y medio, pone el pie en una posición más estable, para que el soporte del metatarso y del calcáneo sea equitativo, 50% para cada región.

 

► Medida máxima para el uso de tacones de fiesta


En tercer lugar, si lo que queremos saber cuál es la medida máxima de los tacones cuándo salimos a un evento o a una fiesta, debemos de hacer lo siguiente: 

  • Sentarnos en una silla y estirar una pierna hacia adelante. 
  • Relajar el pie (sin estirar los dedos). 
  • Medir la distancia entre el talón y la almohadilla del pie (como se muestra en la imagen). 



Esta medida indica la inclinación natural de tu pie y la medida ideal para tus zapatos de fiesta. Se considera tacón alto a cualquiera que supere los 7 centímetros de tacón.

Para la mayoría de las mujeres la medida máxima de los tacones para salir está entre 7 y 9 cm.  Este tipo de zapatos alarga la pierna y crea un efecto de altura. Su longitud hará que tus piernas parezcan infinitas.

martes, 22 de noviembre de 2016

Consejos para sacar el mejor partido al ‘Black Friday’

Estamos finalizando el año, ya se acerca la Navidad, y esta semana se celebra en Estados Unidos el día de "Acción de gracias" que tiene lugar el último jueves del mes de noviembre. Esta fecha tan señalada en el calendario anglosajón nos indica que se aproxima el Black Friday, día después al 'Thanksgiving' (último viernes de noviembre) en el que da comienzo la temporada de compras navideñas en Estados Unidos, marcado por interesantes descuentos y promociones que continuarán hasta el lunes siguiente, el conocido como Cyber Monday o día de descuentos en las tiendas online, que dará fin a un fin de semana de compras que está llevando a que muchos adelanten la adquisición de sus regalos navideños. 




Origen de esta iniciativa


Se trata de una curiosa tradición de marketing que se originó en Filadelfia en los años 60. Allí, el departamento de Policía popularizó la expresión "viernes negro" para referirse a la jornada posterior al Día de Acción de Gracias. El motivo es que para ellos resultaba una jornada odiosa debido a que las calles se atestaban de gente y vehículos que acudían a la ciudad para ver al día siguiente, el sábado, uno de los grandes acontecimientos deportivos del año en Estados Unidos, el partido de fútbol Army-Navy Game, que enfrenta a las academias de la Escuela Naval y de la Armada (un clásico como nuestro Madrid-Barsa).

En cambio, para los comerciantes suponía un día de extraordinarias ventas y comenzaron a competir con atractivas ofertas. Aun así, no tardaron en encontrar el sentido negativo del término, ya que ese viernes, en el que se generaba una carga de trabajo abrumadora, se convirtió en el día más estresante del año. En 1975, la costumbre se extendió por todo Estados Unidos. 

Aunque en varias ocasiones se intentó cambiar la denominación del día para eliminar sus connotaciones peyorativas, nunca se ha conseguido. Todo el mundo sigue hablando de Black Friday. Sí que se consiguió que mucha gente le diese un nuevo significado más positivo a la denominación, una interpretación que lo vincula al hecho de que es el día en el que muchas tiendas pasan de los números rojos a los negros. 
La mayoría de los americanos tienen vacaciones este día y lo aprovechan para sus compras navideñas, lo que resulta en grandes volúmenes de ventas de las tiendas. Muchas tiendas y grandes superficies abren sus puertas casi de madrugada ofreciendo ofertas especiales, descuentos y regalos publicitarios.

Como decíamos antes, algunos atribuyen el nombre a que en este día comienza la época en la que los comercios consiguen cambiar los números rojos por negros. Otros, sin embargo, aseguran que el adjetivo "negro" tiene su origen en el 19 de noviembre de 1975, cuando The New York Times utilizó por primera vez el epíteto haciendo alusión al desbarajuste del tránsito y el caos que se habían producido aquel año en la ciudad debido a los descuentos del día posterior a "Acción de gracias". 

Sea cual sea su origen, de lo que no hay duda es de que desde entonces, el Black Friday ha ido ganando adeptos en todo el mundo, convirtiéndose en uno de los días de mayor movimiento comercial del año.



 

Consejos para aprovechar bien las ofertas y descuentos


Esta fecha señalada para los descuentos hace tiempo que dejó de ser una costumbre americana y ha llegado a España para quedarse, siendo cada vez más los comercios que secundan esta celebración en la que se aplican importantes descuentos sobre distintos productos. 

Este año, algunas marcas han adelantado y ampliado las jornadas de ofertas a toda la semana en vez de ceñirse a solo 24 horas. Según la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), el Black Friday generará unas ventas de 1.267 millones de euros en España.  

Y para aprovechar esta semana de ofertas y descuentos, nada mejor que tener en cuenta una serie de consejos y recomendaciones para comprar con cabeza y no dejarse llevar simplemente por el impulso consumista. Veamos cuáles son.

1) Crear una lista e invertir a largo plazo


Es un buen momento para revisar nuestros armarios y examinar con detenimiento qué prendas podemos necesitar en estos momentos (por ejemplo, una prenda de abrigo, calzado, complementos...) y elaborar nuestra 'wish list'.

Es importante a la hora de salir de compras, no dejarse llevar simplemente por las prendas de última tendencia, sino que es un buen momento para hacerse con prendas básicas (camisetas o chaquetas, jeans, ropa interior...), o aquellas que puedan formar parte de nuestro fondo de armario durante más de una temporada (un buen bolso o unos buenos zapatos de piel, un abrigo o una prenda de abrigo de un color neutro que podamos combinar con diferentes looks...).

2) Establecer un presupuesto y priorizar


Una vez que tengamos la lista hemos de fijar un presupuesto máximo aproximado, ya sea por prenda o por el total disponible para gastar en estas compras. Elaborarlo nos ayudará a controlar el gasto.

Lo más probable es que el presupuesto no te permita comprar todo lo que quieras, por ello, es fundamental que priorices que es lo más necesario y que no lo es tanto, para que compres lo primero y descartes lo que no lo es tanto.

3) Visitar las webs y tiendas online


Precisamente si queremos evitar las aglomeraciones de gente este viernes, podemos optar por acceder desde la comodidad y tranquilidad de nuestra casa a una numerosa oferta de firmas que ofrecen la posibilidad de compras online, donde encontraremos los descuentos y promociones del Black Friday.
Otra opción es visitar las tiendas virtuales a modo de escaparate para saber qué prendas y a qué precio nos las podemos encontrar en las tiendas físicas, acudiendo luego a tiro fijo y sin perder tiempo. 

4) Comprar en sitios seguros y con garantías

No hay que fijarse solo en el producto, sino también en dónde lo adquirimos, asegurándonos de que estamos en un sitio seguro. No introduzcas los datos de tu tarjeta de crédito en sitios desconocidos o sospechosos, para evitar que pasen a manos de cibercriminales. 
Si no conocemos la tienda, es bueno dedicar 5 minutos en Google a saber qué tienda es, buscar opiniones, asegurarse de dónde viene el producto y si tendrá o no garantía europea.
Procura además que exista por ejemplo un teléfono de atención al cliente al que podamos reclamar si necesitamos algo.

5) Consultar la política de devoluciones


Por último, una vez que hayamos decidido qué comprar, es bueno asegurarse de cuál es la política de devoluciones del producto/s. Es importante saber cuántos días hay para devolver el mismo, y si tenemos derecho a recuperar el dinero o a un cambio por otro producto de igual valor. Muchas veces no consultamos esta información, que puede ser factor determinante para pagar por un producto unos euros más pero asegurarnos de que podemos devolverlo o cambiarlo en caso de que no nos acabe gustando.




miércoles, 19 de octubre de 2016

Guía práctica para elegir y cuidar tus pantys para qué duren más tiempo

Existen apenas desde 1940 y que fue en la década de los 60´s con el boom de la minifalda, que se popularizaron. Actualmente, existen infinidad de medias, fabricadas de distintos materiales y diseñadas de diferentes formas, adaptándose a cualquier tipo de uso femenino, ya sea como prenda de vestir de uso diario, de fiesta, para ocasiones elegantes o para las bajas temperaturas.

Los pantys (o medias) cumplen además una doble función: por un lado tienen una función de abrigo, siendo una de las prendas más habituales en las épocas de frío, y por otro lado cumplen una función estética, convirtiéndose en el complemento ideal para vestidos y faldas. Hay medias de todos los grosores y colores, lisas o estampadas, lo que puede dar un toque divertido a nuestro look



 

Elegir la talla correcta


Lo primero que debes hacer para tener medias en perfectas condiciones es comprar la talla correcta. Muchas mujeres creen que, por su elasticidad, las medias de cualquier tamaño valen y no es cierto. Comprar medias pequeñas, por ejemplo, puede dejarte molesta, comprimida y pueden romperse cuando menos lo esperas, y si las compras demasiado grandes tampoco te sentarán bien porque crearán múltiples y antiestéticas arrugas que harán que se te caigan con cada paso que das. 
 
 
 
Lo mejor es adquirir medias de tu talla ideal, que se amolden a tus curvas y que no enrollen en la zona abdominal. Por ello, normalmente en todos los paquetes de medias suele venir una guía de tallas en las que puedes encontrar una tabla con alturas y pesos medios para cada una de las tallas; échales un vistazo antes de elegir una talla u otra.
 
   
 

Elegir el grosor adecuado: atención a los Den


Todas las medias comparten el mismo problema: se rompen con facilidad, de ahí que sea muy importante elegir el grosor más adecuado y resistente. Para ello debemos fijarnos en el número Den que figurará en el paquete. ¿Y qué es esto de los Den?

Den es la abreviatura de deniers, una medida que establece el grosor del hilo de la media. El grado de resistencia se calcula según el peso en gramos para cada 9 km de hilo. Cuánto menor sea el número (15, 20, 40…), más fina y más transparente  será la media. A más deniers, más resistencia. A partir de 60 den encontramos los pantys más gruesos, opacos y resistentes, es decir, aquellos más tupidos con los que la pierna apenas se transparenta. 

Atendiendo a la densidad las medias se diferencian en los siguientes rangos:
 
  • Hasta 20 Den: son medias muy finas, normalmente se las conoce como "de cristal".
  • Entre 20 y 40 Den: son medias finas, ideales para vestir en eventos formales.
  • Entre 40 y 70 Den: son medias opacas, pero sólo ligeramente, ya que dejan entrever el color de la pierna.
  • A partir de 70 Den: son medias totalmente opacas y más abrigadas.
   

Elegir el material


Los materiales que más habitualmente se utilizan son:  

La microfibra es el tejido más cómodo ya que es totalmente elástico. No tienen nada de brillo. Dan un aspecto muy natural. Es el tejido ideal para las personas que tienen las piernas anchas, porque no dan volumen.

La lycra aporta un ligero toque glossy, que hace que las piernas se vean más sensuales. Son menos elásticas que las medias de microfibra, pero aún así no se rompen con facilidad. 

Por último las medias de nylon son el tipo de media que más fácilmente se engancha y rompe. Dan mucho brillo y son poco elásticas, perfectas para chicas muy delgadas con las piernas muy finas.


Poner y quitar correctamente


Cuando te pongas las medias evita tirar de ellas hacia arriba, clavando los dedos en el tejido. Hay que procurar subirlas sin tirones, suavemente, sin llevar anillos ni relojes.

Por otro lado, es importante que tengas las manos bien cuidadas, ya que los padrastros, las uñas mal cuidadas y las asperezas pueden enganchar y afear tus medias. Por eso, es aconsejable que antes de ponerte las medias te pongas crema hidratante.
   
Lo primero de todo revisa que las medias están al derecho y mira dónde está la parte trasera para ponértelas en la posición correcta.

Lo que debes hacer es recoger la media hasta el tobillo, meter ambas manos en la media haciendo un hueco lo suficientemente grande para que quepa el pie y, una vez que el pie esté bien colocado, subir la media suavemente con las manos abiertas, prensando la media entre el dedo gordo y la palma de la mano. Cuando llegues a las rodillas, haz lo mismo con la otra pierna.
 
Cuando las medias de las dos piernas estén en la altura de las rodillas, levántate despacio y con cuidado continúa subiendo las medias, siempre estirando y apañando la tela para que no se rasgue. Arregla las medias en la cadera y la cintura para que no te molesten, ni perjudique tus movimientos.

 
Para quitarlas correctamente, simplemente debes hacer el paso a paso al contrario. En pie, enrollas las medias hasta los muslos y después sentada ve enrollando hacia los pies, suavemente.


Lavado a mano vs lavado a máquina


Los pantys hasta 40 den son los más delicados, así que lo recomendable es lavar a mano, y del revés, con agua tibia y un poco de detergente neutro. Es importante que el agua no sea demasiado caliente, ya que podría arruinar la elasticidad de las mallas. Por esto no se deben torcer ni frotar demasiado.

Para pantys de 40 den en adelante, podemos optar por lavar a máquina, ya que casi todas las lavadoras en el mercado incorporar un ciclo especial para este tipo de prendas delicadas, con centrifugado suave. Si son 100% polyester/nylon no hay ningún problema en lavarlas en la lavadora, dentro de una bolsa de lavado, en un programa de ropa delicada, con agua fría y muy poco suavizante. (El suavizante es el mayor enemigo de las fibras elásticas y sintéticas).

Si lavas las medias a máquina, es recomendable lavarlas en una “washbag", es decir, en una bolsa de lavado y que sea de calidad, para que no se enganchen con el tambor o con el resto de la ropa (cremalleras, corchetes, velcros...). Una mala bolsa no solo puede hacer que el lavado sea deficiente, además puede provocar un mal aclarado dejando restos de jabón en nuestros pantys o, lo que es peor, enganchones o roturas por causa de una mala cremallera. 


Secado 


Deben mantenerse lejos de la secadora, o de cualquier otra fuente directa de calor. La lycra o elastán es goma, que se deforma con el calor directo. Como excepción podríamos secarlas en el radiador, pero siempre sobre una toalla. 

Si las tiendes, intenta no ponerles pinzas (para evitar marcas o deformaciones), y elimina antes el exceso de humedad para evitar también que el paso del agua las deforme. Si no tienes más remedio porque pueden salir volando, procura que la pinza se sujete justo por la cinturilla.


Cómo guardarlas


Lo importante al guardarlas es evitar que se rocen o enganchen con otras prendas que contengan velcros, cremalleras, pedrería, lentejuelas o ganchos que puedan deteriorarlas.

Woldford cree que es mejor no guardarlas en bolsas, para evitar que no transpiren. Y Calzedonia recomienda doblarlas tal y como se venden, en un máximo de 3 o 4 pliegues, sobre todo los pantys más finos.
   

Evitar carreras

 
A pesar de que sean prácticamente recién compradas y tengas todo el cuidado del mundo, cuando menos te lo esperas aparece una inesperada carrera que arruina por completo tu look. Cuando esto ocurre tocará deshacerse de ellas.

Si llevas las medias puestas y aprecias que se te ha hecho un agujerito que puede provocar una carrera, la solución de urgencia clásica: aplicar algo de esmalte de uñas transparente funciona y puede salvarte en una situación extrema. No es muy glamuroso pero tendrás que decidir qué es peor: una carrera o un pegotito en la media. 


Duración media de un panty


Difícil contestar, porque depende del tipo de material, de su grosor (las más finas duran menos) y del uso que se haga de ellas. 

La resistencia varía, pero en Woldford se mojan y se atreven a calcular que, partiendo de unas medias de calidad:
  • Las medias finas tienen una vida media de 10 posturas
  • Las medias intermedias (20den) de 20 posturas.
  • Las medias gruesas (de 60den en adelante) “las tiras por aburrimiento”, porque están más feas o tienen alguna bolita del roce, pero raramente porque se hayan roto, pero si te las pones del revés, con la parte más fea al interior, en contacto con la piel, todavía puedes prolongar su vida otra temporada.